Alquilar o Comprar

¿EN QUÉ SE ASEMEJAN LA COMPRA Y EL ALQUILER DE UNA VIVIENDA?

En realidad, no se asemejan en nada. Una de las ventajas de alquilar es que, generalmente, se está libre de las responsabilidades de mantenimiento. Sin embargo, al alquilar, se pierde la oportunidad de hacer un patrimonio, aprovechar los beneficios impositivos y protegerse contra los aumentos en el alquiler. Además, podría no ser libre de decorar sin permiso y podría estar a merced del arrendador.

La vivienda propia tiene muchos beneficios. Cuando realiza un pago de la hipoteca, usted está haciendo su patrimonio. Y eso es una inversión.

La propiedad de una vivienda también lo califica para descuentos en los impuestos que lo ayudarán a hacer frente a sus nuevas responsabilidades financieras, como seguro, impuestos a los bienes raíces y mantenimiento, que pueden ser sustanciales. Sin embargo, dada la libertad, estabilidad y seguridad de poseer una vivienda propia, éstos valen la pena.