Consolidar Deuda de Tarjeta de Crédito
Telf: 1-800-TARJETA

Donar Carro para Cancer de Mama

Vestidos Quinceaneras Dresses

Vestidos para Quinceaneras DressesLos Vestidos para Quinceañeras - Cuando son pequeñas, todas las mujeres piensan de vestirse de princesa. Tambien, sueñan con vestidos largos y decorados, zapatos de tacón alto y los príncipes que vengan a invitarlas a bailar. Todos esos sueños son los que se ven cumplidos en la "fiesta de Quince Años", esa antigua tradición Latinoamericana, donde las niñas son presentadas en sociedad.

Por muchos años el vestido de quinceañera ha sido de color blanco. El blanco simboliza la pureza que tienen todas las muchachas a esa edad. Sin embargo, también se usan mucho los colores pastel, rosas, azules, lilas, celestes y amarillo. Algo muy importante al elegir el color de su vestido es que este debe combinar con el tono de su piel, tiene que resaltar su figura, pero sobre todo que se sienta cómoda y que se vea como siempre lo has soñado.

El vestido siempre es amplio, y en muchos casos sin tirantes y mucha crinolina; generalmente lleva decoraciones en encaje de algodón o seda y pedrería en colores pastel o blanco, también se acostumbran las zapatillas de satín y el cabello peinado en bucles, adornado con una corona de princesa. Por esta razón los accesorios tienen que ir en armonía con el vestido que hayas seleccionado. Las zapatillas de satín puedes cambiarlas por otro estilo de calzado abierto o cerrado, según la temporada, cuidando más que nada que combina con el diseño del vestido.

Hoy en día, los gustos de las quinceañeras han cambiado un poco y aunque prevalece el vestido largo, se utilizan otras telas, diseños y colores. Incluso en muchas ocasiones evitan la crinolina, pues da mucho volumen al vestido por lo cual puede resultar estorboso para el vals.

Actualmente a las muchachas les gustan mucho los vestidos que ven en las telenovelas de época, confeccionados en chantu, una tela muy fina de seda hindú. También, podemos mencionar que actualmente se acostumbra el uso de tres vestidos diferentes. Uno para la iglesia, muy tradicional de corte princesa con crinolina; otro para la fiesta, a gusto de la quinceañera en colores más fuertes, como negro y guinda y uno más para el baile, cuando la quinceañera baila con su padre, padrinos, chambelanes y familiares.