Consolidar Deuda de Tarjeta de Crédito
Telf: 1-800-TARJETA

Donar Carro para Cancer de Mama

Islas del Maiz Nicaragua Turismo

El Turismo de Nicaragua tiene extensas costas bañadas por las aguas del Mar Caribe y unas encantadoras islas que pocos conocen: las islas del Maíz, que se encuentran en antiguos mapas con el nombre de "islas esqueletos", porque las habitaban los indios kukras, según parece, caníbales.

Islas del Maiz Nicaragua TurismoLas islas tienen una población de 14.000 habitantes de origen indio y africano, además de nicaragüenses del continente. Se habla inglés, español y creole. Las forman Corn Island y Little Corn Island y a la isla más grande se llega por avión desde Managua; mientras que a la más pequeña se accede por barco.

En 1989, el Huracán Joan arrasó las isles. Su recuperación fue lenta y gracias al esfuerzo de sus pobladores. El empreasario Leslie Coe, nativo de la isla, comenta: "Se abrieron las puertas al turismo como una industria alternative, ya que la pesca de la langosta se resintió considerablemente; pero poco a poco hemos recuperado nuestro paraíso tropical".

Los nativos han impuesto su estilo isleño, manteniendo sus costumbres y casas de madera pintadas de vivos colores e integrando las comodidades turísticas con las necesidades de la comunidad. La urbanización está controlada y hay una carretera que circunda la Isla mayor. En la isla pequeña no hay transporte.

Corn Island se puede visitar en una mañana; tiene una superficie de 10 kilómetros cuadrados.

Con el auto pasamos por el pequeño Puerto, la Bahía Brig, para ver la primera iglesia protestante fundada hacia mediados del siglo XIX, con su escuela y guardería; el centro de buceo; el resort Casa Canada; pintorescos restaurantes y hotelitos, para luego subir la colina Pleasant, donde están las residencias más bonitas de la isla y una bello panorama sobre el mar Caribe. Se termina en South West Bay, la playa más extensa de la isla. Hay varios taxis, que lo llevan por 2 o 3 dólares.

El encanto de estas islas es su naturaleza casi salvaje, su gente amable, sus playas vírgenes y su ritmo lento y tropical. No espere gran infraestructura hotelera ni turística, sino vida en armonía con la naturaleza, el sol, el mar, el bosque primitivo y un pueblo pintoresco, siempre dispuesto a darle un viaje en barco por 5 dólares. Sin duda, las islas del Maíz son un paraíso escondido.

By Geoffrey Gonzalez